Denominación de Origen Arlanza, donde la cultura se hace vino.

La Denominación de Origen Arlanza nace en el año 2007. Aunque, la tradición vitivinícola en la comarca se remonta al siglo X se conservan reseñas históricas de la existencia de viñedos en manos de los monasterios. Un legado cultural y vitivinícola conservado hasta nuestros días.

En la Denominación de Origen Arlanza conviven bodegas de fuerte carácter familiar junto a nuevas y modernas instalaciones bodegueras. Cuentan con los últimos medios adaptados y los más innovadores métodos de fabricación, lo que permite poner la tecnología al servicio del vino.

La Denominación de Origen Arlanza se vertebra en torno al río Arlanza, más concretamente situada en el valle medio y bajo del río Arlanza y de sus afluentes hasta su confluencia con el Pisuerga en el sureste de Palencia.

Dentro de esta zona se encuentran lugares de gran interés cultural y turístico: Lerma, Palenzuela, Santo Domingo de Silos, Covarrubias o Santa María del Campo.
También existen zonas de gran belleza paisajística como los Sabinares del Arlanza, el Desfiladero de la Yecla y el Cerrato Palentino.
Son muchos los rincones para descubrir en esta tierra de Arlanza.

El clima de la región permite las condiciones idóneas para la maduración de las uvas: inviernos fríos y veranos calurosos con contrastes térmicos entre el día y la noche. Este clima peculiar junto a la altitud, que oscila entre 850 y 1200 metros es uno de los elementos diferenciadores de la Denominación de Origen elaborando así unos vinos de altura.

La variedad principal cultivada en la zona es la tinta del país aunque existen muchas otras.
El proceso de elaboración del vino comienza con la vendimia realizada a mediados de octubre donde se seleccionan las mejores uvas.
A continuación se llenan los depósitos con el mosto que, posteriormente, fermentará extrayendo entonces el color y aroma que caracterizan los vinos de Arlanza.
Finalmente se realizará el reposo en barrica de roble.

Tradicionalmente el proceso de elaboración del vino está ligado con acontecimientos populares como la fiesta de la vendimia.

La Denominación de Origen Arlanza elabora vinos blancos, rosados y tintos pudiendo ser, estos últimos, jóvenes o envejecidos en barrica de roble para su comercialización como crianzas o reservas.

El Consejo Regulador garantiza la calidad de unos vinos con carácter propio, innovadores y que reflejan el alma de nuestra región.

Ésta es la Denominación de Origen Arlanza que pretende seducir, convencer y emocionar. Acercar a las personas y que se acerquen a nuestra tierra, historia, cultura y, por supuesto, nuestro vino.

Denominación de Origen Arlanza, donde la cultura se hace vino.